Concejo Deliberante

RESOLUCIÓN Nº 23/2014

VISTO: El Proyecto de Resolución “SOLICITANDO AL DEPARTAMENTO EJECUTIVO MUNICIPAL IDENTIFICAR UNA CALLE PÚBLICA DE LA CIUDAD CON EL NOMBRE DE “DR. RENÉ FAVALORO,” presentado por el Bloque Campo Popular, en la Sesión Ordinaria del día de la fecha.

Y CONSIDERANDO: Que, el proyecto menciona “la necesidad de identificar las diversas calles y avenidas cuya apertura se ha realizado en distintos sectores de nuestra ciudad, y con el fin de facilitar la identificación de las propiedades que se ubican en dichos sectores.

Que, es justo e indiscutible recordar y resaltar mediante la presente Resolución, la trayectoria del Dr. René Gerónimo Favaloro,  a fin de que una de las calles de nuestra ciudad lleve su nombre. Nacido en 1923 en una humilde casa de la ciudad de La Plata, a tan sólo una cuadra de la misma se levantaba el Hospital Policlínico como presagio de un destino que no se hizo esperar. La cercanía con su tío médico, hizo que tuviera la oportunidad de conocer de cerca el trabajo en el consultorio y en las visitas domiciliarias.

Que, cursó la primaria en una modesta escuela de su barrio, donde, con pocos recursos, se fomentaba el aprendizaje a través de la participación, el deber y la disciplina. En 1936, después de un riguroso examen, Favaloro entró al Colegio Nacional de La Plata, donde docentes como Ezequiel Martínez Estrada y Pedro Henríquez Ureña le infundieron principios sólidos de profunda base humanística, afianzando además, ideales como libertad, justicia, ética, respeto, búsqueda de la verdad y participación social, que había que alcanzar con pasión, esfuerzo y sacrificio. 

Que, posteriormente ingresó en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata. En el tercer año comenzó las concurrencias al Hospital Policlínico y con ellas se acrecentó su vocación al tomar contacto por primera vez con los pacientes.

Que, años más tarde, creó junto a su hermano un centro asistencial en Jacinto Aráuz, un pequeño pueblo de 3.500 habitantes en la zona desértica de La Pampa, y elevaron el nivel social y educacional de la región. Sentían casi como una obligación el desafío de paliar la miseria que los rodeaba.

Que, cada tanto volvía a La Plata para actualizar sus conocimientos. Quedaba impactado con las primeras intervenciones cardiovasculares: era la maravilla de una nueva era. Poco a poco fue renaciendo en él el entusiasmo por la cirugía torácica, a la vez que iba dándole forma a la idea de terminar con su práctica de médico rural y viajar a los Estados Unidos para hacer una especialización, cosa que hizo finalmente en el Cleveland Clinic de ese país. Al principio la mayor parte de su trabajo se relacionaba con la enfermedad valvular y congénita. Pero su búsqueda del saber lo llevó por otros caminos. Favaloro pasaba horas y horas estudiando la anatomía de las arterias coronarias y su relación con el músculo cardíaco.

Que, a comienzos de 1967, comenzó a pensar en la posibilidad de utilizar la vena safena en la cirugía coronaria. Llevó a la práctica sus ideas por primera vez en mayo de ese año. La estandarización de esta técnica, llamada del bypass o cirugía de revascularización miocárdica, fue el trabajo fundamental de su carrera, lo cual hizo que su prestigio trascendiera los límites de ese país, ya que el procedimiento cambió radicalmente la historia de la enfermedad coronaria. Todo está detallado en profundidad en su libro publicado en 1970 y editado en español con el nombre Tratamiento Quirúrgico de la Arteriosclerosis Coronaria. Hoy en día se realizan entre 600.000 y 700.000 cirugías de ese tipo por año solamente en los Estados Unidos. Favaloro decía que su contribución no era personal sino el resultado de un equipo de trabajo que tenía como primer objetivo el bienestar del paciente.

Que, el profundo amor por su patria hizo que regresara a la Argentina en 1971, con el sueño de desarrollar un centro de excelencia similar al de la Cleveland Clinic, que combinara la atención médica, la investigación y la educación. Con ese objetivo creó la Fundación Favaloro en 1975 junto con otros colaboradores y afianzó la labor que venía desarrollando desde su regreso al país. En 1980 dio origen al Laboratorio de Investigación Básica al que financió con dinero propio durante un largo período que, en ese entonces, dependía del Departamento de Investigación y Docencia de la Fundación Favaloro. Con posterioridad, pasó a ser el Instituto de Investigación en Ciencias Básicas del Instituto Universitario de Ciencias Biomédicas, que, a su vez, dio lugar, en agosto de 1998, a la creación de la Universidad Favaloro. En la actualidad la universidad consta de una Facultad de Ciencias Médicas, donde se cursan dos carreras de grado -medicina (iniciada en 1993) y kinesiología y fisiatría (iniciada en el 2000)- y una Facultad de Ingeniería, Ciencias Exactas y Naturales, donde se cursan tres carreras de ingeniería (iniciadas en 1999).

Pero Favaloro también quiso contribuir a curar los males que aquejan a nuestra sociedad en conjunto. Jamás perdió oportunidad de denunciar problemas tales como la desocupación, la desigualdad, la pobreza, el armamentismo, la contaminación, la droga, la violencia, etc., convencido de que sólo cuando se conoce y se toma conciencia de un problema es posible subsanarlo o, aun mejor, prevenirlo. Desde siempre sostuvo que todo universitario debe comprometerse con la sociedad de su tiempo y recalcaba: “quisiera ser recordado como docente más que como cirujano”. Por esa razón, dedicó gran parte de su tiempo a la enseñanza, tanto a nivel profesional como popular. 

Que, como dato anecdótico, cabe mencionar que el Dr. Favaloro visitó nuestra ciudad en el año 1987, con motivo del 25º Aniversario del Colegio Médico, y fue recibido por la comunidad en el Salón Parroquial para Las Jornadas Médico Sociales por la Vida, organizado por dicha institución. 

Que, el Dr. René Favaloro falleció el 29 de julio del año 2000, a la edad de 77 años.

Que, por todo lo expuesto y en virtud de lo trascendental que es  su participación en la historia de nuestro país, es que se considera ineludible tener presente al Dr. René Favaloro para que alguna de las calles de la ciudad lleve su nombre”

Que, el mencionado proyecto resultó aprobado por Unanimidad de los Concejales presentes.

POR ELLO

EL CONCEJO DELIBERANTE DE LA CIUDAD DE ARROYITO, EN USO DE SUS FACULTADES

R      E      S      U      E      L      V      E

ART. 1º) SOLÍCITASE al Departamento Ejecutivo IDENTIFICAR con el nombre de DR. RENÉ FAVALORO alguna calle pública de la Ciudad de Arroyito, a elección del mismo. 

ART. 2º) COMUNÍQUESE, publíquese, dese al Registro Municipal, protocolícese y Archívese.